Relaciones

Qué hacer después de la ruptura

Luego de una relación de largo tiempo, en la que sin duda ha habido amor pero este se acabó para una de las partes, sobreviene inevitablemente la separación. Y luego de ese paso tan duro y difícil de dar aparece otro gran dilema que debemos enfrentar, ¿cómo continúa la relación con esa persona a la que alguna vez amaste? O peor aún, a la que seguís amando.

Lo que debemos tener en cuenta en medio de la crisis que conlleva toda ruptura es tomar distancia de la mejor manera posible para no seguir causando más daño del que se causa siempre que existe una separación.

Por eso veamos una serie de comportamientos que se deben evitar:

– Prolongar la situación:
deja de lado todas las excusas que se cruzan por la cabeza para ver a la otra persona y saber cómo está.
- Intentar llevar consuelo: no es el momento ideal para consolar al otro, por el contrario cada uno debe ocuparse de sí mismo, para sanar heridas y salir fortalecido de esta situación.
- Estar cuando ya no se está: seguir viéndose para conversar no hará las cosas menos dolorosas, solamente servirá para crear confusión en el que aún guarda esperanzas.
- Ser amigos: mientras hubo amor hubo complicidad y amistad, pero al romperse ese lazo todo lo demás desaparece; es inútil intentar ser el refugio del otro disfrazándolo de amistad. Cada uno debe encontrar en otros amigos esa contención que se necesita en un momento así.
- Mantener una relación netamente sexual: la intimidad con la ex pareja hará de la ruptura una situación más compleja y creará conflictos más difíciles de resolver. Es tiempo de conocer nuevas amistades y seguir cada uno su camino.

Para que no caigas en estos errores debe primar el sentido común, todo aquello que te impida dejar atrás una relación que ha fracasado: ¡evítalo! Y restablece tu vida, luego del período natural del duelo por la pérdida, verás como las ilusiones regresan a ti antes de lo que imaginabas.