Trucos y Manualidades

Qué hacer con los trabajos escolares de los niños

Niña dibujando

Con el fin del curso escolar, los más pequeños de la casa se traen del cole todos los trabajos, dibujos y manualidades que han realizado durante todo un año. Los padres no queremos deshacernos de estas obras de arte, pero tampoco queremos que desordenen la organización del hogar. Descubre qué hacer con trabajos escolares de los niños, a través de 5 trucos muy sencillos y útiles.

Un niño, a lo largo de los cursos escolares acumulan mucho material artístico escolar que los padres queremos conservar para recordar sus hazañas cuando sean mayores. Tantos dibujos y trabajos manuales al final acaban ocupando un gran volumen, y en la mayoría de ocasiones no sabemos de qué forma guardarlos para conservarlos intactos y sin entorpecer el orden.

Pero estas obras de arte no sólo deben quedarse guardadas para recuperar en un futuro; también podemos darles una utilidad muy especial.

1. Los dibujos más recientes podemos colgarlos en la nevera con imanes. Para esos trabajos tan sobresalientes y que tan bien les han quedado a nuestros pequeños, no hay nada mejor que exhibirlos en un lugar privilegiado para que todos puedan disfrutar de ellos. Puedes cambiarlos cada semana o cada cierto tiempo, porque seguramente tendrás mucho material de tu hijo del que estar orgullosa.

2. Los dibujos que sean más especiales también merecen ser enmarcados. Como las mejores obras de arte, los dibujos de los pequeños también pueden enmarcarse y presentarse para decorar los rincones más especiales de la casa.

3. Los dibujos que no puedas exhibir por falta de espacio, consérvalos en un archivador. De esta forma, los proteges del deterioro, la humedad, los dobleces… Y después de muchos años, podrás volver a ver estos trabajos como si acabasen de ser realizados por las manitas de tus hijos.

5. Si tus hijos son artistas que no paran de crear, la mejor forma de aprovechar esta pasión es utilizar sus preciosos dibujos como postales para enviar a los seres queridos, o como papel de regalo para envolver detalles muy especiales.

5. No te olvides de añadir a cada uno de los dibujos todos los detalles que no quieres olvidar en un futuro: fecha, edad del niño, descripción, y todo lo que necesites para acordarte de cada detalle cuando vuelvas a recordar las obras de tus pequeños mucho años después.