Salud

¿Qué beneficios tiene gozar de un sueño reparador?

¿Qué beneficios tiene gozar de un sueño reparador?

Dormir como un bebé durante toda la noche y gozar de un sueño reparador y reconfortante es una práctica que, además de resultar tremendamente agradable para todas, cuida nuestra salud debido a sus múltiples beneficios.

Y es que disfrutar de un sueño reparador a diario es vital para despertarnos con una gran vitalidad al día siguiente, para afrontar nuestra jornada laboral y para comernos el mundo.

Si tú también eres de las que se pasarían buena parte del día aspirando el dulce aroma de las sábanas, no te pierdas la gran cantidad de ventajas que supone dejar a un lado el insomnio y disfrutar de un sueño reparador.

¡Más defensas!

Si duermes bien todas las noches, tu sistema inmunitario se fortalecerá al máximo y tus defensas impedirán que las enfermedades se instalen en tu organismo.

Se acabaron los dolores musculares

Cuando alcanzamos la fase REM, la más profunda del sueño, el aparato locomotor se relaja de tal forma que tanto los músculos como las articulaciones y la columna vertebral se desprenden de toda la tensión que han acumulado a lo largo del día, lo que permite aliviar los dolores de espalda y otras molestias.

No nos olvidamos de nada

Que el sueño más placentero y agradable se instala en tu vida durante las noches también te dará la oportunidad de potenciar la memoria y la capacidad de aprender cosas nuevas. Y es que dormir no solo mejora el aprendizaje en los niños, sino también en las personas adultas.

Belleza a raudales

Una piel más luminosa, un rostro sin ojeras y un cutis lleno de frescura. Esto es lo que conseguirás si duermes bien todas las noches, ya que, durante el sueño, la piel también descansa y recupera toda su vitalidad.

Una figura más esbelta

Aunque para mantener el peso ideal es fundamental que nos alimentemos a base de ingredientes sanos y hagamos ejercicio, dormir entre siete y ocho horas diarias nos ayuda a controlar el IMC (Índice de Masa Corporal) y a situarlo en sus niveles más óptimos.