Salud

¿Puedo donar sangre después de hacerme un tatuaje?

Donar sangre es un acto solidario que puede salvar la vida de muchas personas. Sin embargo, existen muchos rumores sobre determinadas prácticas que te impiden donar sangre, como puede ser hacerte un tatuaje, y en muchas ocasiones estos rumores no son para nada ciertos.

Cuando te haces un nuevo tatuaje, el tatuador utiliza agujas y otros utensilios que podrían transmitir fácilmente enfermedades a través de la sangre de otros clientes que se han hecho previamente un tatuaje y podría ser portador. Hoy en día no hay que temer al contagio de enfermedades a través de la sangre si acudes a un centro de tatuajes que esté certificado y que disponga de material de un solo uso.

Las mismas reglas deben ser tomadas en cuenta cuando te haces un piercing o cualquier tipo de práctica que suponga el uso de agujas, como la acupuntura. Infórmate bien de las condiciones de trabajo en el centro al que acudas, para estar completamente segura.

De todas formas, aunque un centro de tatuajes te asegure la total inocuidad de los utensilios utilizados para trabajar, después de hacerse un tatuaje, una persona no puede donar sangre durante los 4 meses posteriores.

Estos 4 meses sirven para asegurar de que no se haya contraído hepatitis o VIH a través de la sangre, ya que en un análisis sanguíneo, no aparecería reflejado el virus inmediatamente después del contagio. Los 4 meses de espera sirven como cuarentena para prevenir que la sangre donada contenga cualquier tipo de enfermedad.

Toda sangre procedente de una donación es analizada frente a cualquier tipo de enfermedad contagiosa antes de ser utilizada para la transfusión en un paciente.

De esta manera, después del plazo de 4 meses tras haberte hecho tu tatuaje, si quieres donar sangre sólo tienes que acudir a tu centro de donación más cercano e informarte.

Según la Cruz Roja, todas las personas que cumplan las 3 reglas básicas podrán donar sangre sin problema:

  • ser mayor de edad
  • pesar más de 50 kg
  • encontrarse en buen estado de salud

Donar sangre es muy sencillo, y ayudas a salvar muchas vidas.