Sex and Life

Prueba algo nuevo por San Valentín

sexy games

Atrévete a dar rienda suelta a tus fantasías sexuales con tu pareja para daros el homenaje que merecéis en San Valentín. Vuelve a encender la llama en vuestras relaciones en la cama con lo más picante que se te ocurra.

Habla con tu pareja para descubrir esa cosa tan picante que os encanta a los dos pero que aún no habéis probado a hacer. Tenéis mil opciones, seguro que alguna os apetece muchísimo a los dos.

Una opción es introducir juguetes sexuales inocentes en vuestra relación sexual. No dudéis en acudir a vuestro sex shop favorito para haceros con masajeadores corporales, aceites de masaje, plumas para provocar cosquillas, e incluso un antifaz para tapar los ojos de tu pareja y que tengo que adivinar lo que estás a punto de hacerle.

Puedes utilizar el antifaz para darle a probar diferentes alimentos se lo más sexys; utiliza tu cuerpo como plato para servirlos. Otra opción muy divertida son los lubricantes de sabores, que además de para saborearlos, sirven para lubricar algunas zonas del cuerpo.

Podéis divertiros mucho en el dormitorio a través de disfraces muy picantes. No tienes por qué comprar un disfraz, puede hacerlo tú misma en casa con prendas de lo más sexys. La intención es lo que cuenta, ¡y lo que dejes entrever con tu poca ropa también!

Para los más atrevidos que ya lo han probado casi todo, quizás haya llegado el momento de introducir en vuestros juegos algunos elementos más fuertes como vibradores, esposas y objetos de bondage.

Atar o ser atado puede ser de lo más excitante si lo haces con la persona a la que amas y la que más te atrae sexualmente. Cuidado con causar daño a tu pareja; podéis acordar unas palabras de seguridad para utilizar en el momento en que alguno de los dos no esté cómodo para saber cuándo tenéis que parar.

Echadle imaginación para hacer de vuestra noche de San Valentín la más inolvidable por ser vuestra “primera vez” en algo que nunca antes habíais probado juntos.