Belleza

Protejamos nuestra piel

Si tu piel está expuesta a los intensos rayos del sol, sin lugar a dudas es tu rostro quien se verá más afectado.

A ninguna de nosotras le gusta mirarse al espejo y descubrir cómo el rostro se va cubriendo lentamente de manchas y arrugas. Sin embargo, no podemos resistirnos al sol, con los consecuentes estragos.

Si te gusta estar bronceada, es necesario que por lo menos tomes dos precauciones mínimas:

  1. puedes obtener un bronceado espléndido con los rayos de la mañana y de la tarde. Por lo cual debes evitar las horas donde los rayos te harán trisas.
  2. es muy importante una buena aplicación de productos que favorezcan el aspecto saludable, limpio y jovial de tu rostro.

Desde tiempos inmemoriales las mascarillas son un recurso formidable. El mercado de la cosmética actualmente produce miles de variedades que puedes comprar en cualquier tienda, pero las mascarillas caseras y naturales siguen siendo el recurso que nos puede asegurar la belleza de la piel del rostro. Además de cuidar nuestro bolsillo.

Si quieres recuperar la belleza de tu cutis, no te pierdas las próximas entregas que te contaremos recetas que puedes hacer en pocos minutos y en la comodidad de tu hogar.