Cotilleos

Harry y la libertad de prensa

Royalty golden crown

Los eventos ocurridos la semana pasada en torno a las fotos del príncipe Harry que The Sun ha difundido, nos han llevado a reflexionar. Este hecho, que en realidad es un hecho totalmente menor y sin ninguna trascendencia, muestra algunos cambios muy importantes de la sociedad, en este caso británica, pero que nos debería llevar a algunas reflexiones sobre nosotros mismos.

Intimidad del príncipe Harry

El príncipe Harry, soltero de 27 años, se ha ido de viaje a Las vegas, donde se han sacado unas fotos con un grupo de personas, todos desnudos, dentro del ámbito privado de una habitación de hotel. Nada en la foto muestra que alguien se encuentra ahí contra su voluntad, no hay menores de edad, no se ve nada ilegal. Lo que se ve es algo privado y nada más.

Libertad de prensa

El punto es que la Casa Real ha intentado impedir que se publiquen las fotos. Primer error. Existe Internet, nada de lo que se veía afecta ni el honor ni la moral de Harry. The Sun decide, pese a la advertencia, publicar alegando libertad de prensa. Nuevamente error. Lo que publicaron viola la intimidad de los protagonistas.

Lo interesante es lo que han mostrado las encuestas de que ha opinado la gente. No ha caído nada la popularidad de Harry, que sigue siendo muy alta. Ha caído mal, eso si, el que se intentara impedir la publicación, pero peor aún lo que ha hecho The Sun.

Ni ese mundo hipócrita donde se inventan vidas que no existen, como pretende la casa real, ni violar la intimidad como hace The Sun.