MamásRelaciones

El primer hijo: cambios en la pareja

Baby

La llegada de un niño a una relación de pareja genera cambios a los que éstos deberán adaptarse para poder llevar a cabo la crianza del nuevo miembro de la familia. Generalmente los cambios implican alteraciones en los roles que ocupan las personas que toman la decisión de convertirse en padres de familia. Traer un hijo al mundo, los llena de incertidumbres y responsabilidades que deberán afrontar tanto social, emocional y económicamente respecto del cuidado que habrá otorgarle al recién nacido.

Ser padres o madres es algo totalmente ajeno a la persona misma, los enfrenta a algo nuevo, los acerca a la idea de la constitución de un hogar, de una familia que es desconocido ahora para la pareja. El mismo ritmo de vida que llevaban estas personas antes de concebir al bebé cambia ya que deberán avocarse casi por tiempo completo al cuidado del bebé, dejando como secundario sus actividades personales. El niño requerirá la atención de ambos padres la mayor parte del tiempo, y esto implicaría la repartición de labores para cada integrante y así lograr que el trabajo sea mas llevadero.

Al ocuparse completamente del niño, la pareja sufre algunas transformaciones respecto de la relación que existe entre ellos mismos, teniendo como consecuencia que el tiempo compartido entre ambos, incluya ahora un tercero. Generalmente se tiene como idea que algunas parejas sufren este tipo de cambios y que la relación entre ambos disminuye y se conflictúa con el tiempo, muchos otros por el contrario saben disfrutar de lo maravilloso de la situación.

(Continúa…)