Relaciones

¿Preparados para la convivencia?

Claves para una buena convivencia

En toda relación de pareja llega un momento en que se plantea el tema de la convivencia. Este es un paso que nunca se debe dar sin antes plantearse todo lo que ello significa y saber bien a bien si ambos están preparados para esta nueva etapa. Hacer que las cosas salgan bien y que vivir bajo el mismo techo sea una experiencia feliz dependerá absolutamente de los dos.

La convivencia es un desafío que implica ceder parte de nuestra intimidad, libertad y espacio. Lo primero que deben hacer antes de concretar este deseo es preguntarse seriamente si están dispuestos a encontrar ese equilibrio necesario para que las cosas funcionen. Si alguno de los dos tiene dudas al respecto lo mejor será esperar un tiempo más.

Algunas señales de que ambos están listos para esto son las que les dejamos a continuación para que las examinen juntos y vean que tan cerca de lograrlo se encuentran.

– Conocerse de verdad:
para convivir debemos tener en claro que la otra persona tiene sus defectos y sus manías, al igual que uno mismo. El punto a definir es si pueden tolerar y aceptar al otro con sus imperfecciones y virtudes.

- Ir paso a paso: una buena idea es ir probando de a poco, pasar primero un fin de semana juntos, luego unas cortas vacaciones será suficiente para saber si ya están seguros de que desean estar mucho más tiempo juntos, sin que esto signifique que en algún momento deseemos que el otro nos deje un poco tranquilos y con nuestra rutina.

- El dinero: este es un tema que debe conversarse antes de emprender la nueva etapa de vivir juntos, ya que deberán planificar cómo se distribuirán los gastos y la forma de afrontarlos.

- Las labores del hogar: en nuestros tiempos los hombres ya están acostumbrados a realizar en forma conjunta las labores de la casa, pero no está demás que lo plantees con tu pareja. No querrás luego llevarte la sorpresa de verte convertida en su madre.

En todos estos casos y una vez tomada la decisión, deberán tener en claro que la convivencia siempre está cimentada en el diálogo, el respeto, la paciencia y el amor.