Cotilleos

Premio Nobel de la Paz defiende criminalización de la homosexualidad

Gay couple on red background

Ellen Johnson Sirleaf es una mujer que ha recibido honores únicos. En primer lugar, es la primera mujer presidenta de un país africano (Liberia). En segundo lugar, ha ganado el Premio Nobel de la Paz, detalle para nada menor. Dados esos antecedentes, entrevistarla es algo extremadamente interesante para cualquier periodista, como es obvio. Si la entrevista es compartida con el ex primer ministro británico Tony Blair, ni hablar que es el sueño de todos. Pues los periodistas de The Guardian se han dado ese lujo, pero con la sorpresa adicional del contenido del pensamiento de la presidenta.

Ha defendido las costumbres de su país, muy diferentes a las occidentales, cosa que compartimos. Conservar la identidad de un pueblo, proteger su cultura y costumbres es clave. Claro que dentro de algunos pocos límites, los de los derechos humanos, simplemente esos límites.

Por ejemplo si un pueblo tiene por costumbre matar a golpes de piedra a una mujer por adulterio, no es admisible. La ablación parcial o total de los genitales externos femeninos, no es tolerable.

Lo que la presidenta ha defendido es la criminalización de la homosexualidad. En su país se promueve una ley que aumenta las penas ya existentes contra los homosexuales. Por ejemplo, en la ley que impulsa la ganadora del Premio Nobel de la Paz, defender los derechos de los homosexuales, es un delito que merecerá 5 años de cárcel. Si, entendió bien, el delito es defender el derecho, ni hablar que ser homosexual es también delito.

La incomodidad de Tony Blair frente a estos conceptos vertidos en la entrevista ha sido obvia. Comparto plenamente esa incomodidad, solo con leer lo que piensa esta señora.