Salud

Precauciones a la hora de ir al sauna

Si estás pensando en frecuentar el baño finlandés o el sauna veamos algunas precauciones que se deben tomar en cuenta.

  • Si vas a concurrir por primera vez. Es necesario que consultes con tu médico de cabecera para estar segura que en tu caso en particular no está contraindicada.
  • Si eres hipertensa. Puedes asistir con frecuencia pero debes evitar los cambios bruscos por lo cual lo ideal es sustituir la ducha fría por templada. Así evitarás el contraste brusco.
  • Las personas hipotensas es aconsejable que no se sometan a calores intensos. Lo ideal es que puedan bajar la temperatura del sauna y sentarse en los asientos más bajos del mismo.
  • Los diabéticos o con problemas de tiroides o problemas cardíacos graves deben buscar el consentimiento de su médico de cabecera.
  • Las personas con várices en las piernas deben colocar los pies en alto, más alto que el resto del cuerpo. El consejo en este caso es colocarse sobre la zona afectada una toalla con agua fría.
  • No debes ir si estás cursando alguna enfermedad infecciosa, si tienes heridas, o si tienes fiebre.