Sex and Life

Practicar sexo en la ducha con tu chico

Sexo en la ducha

Con la llegada del calor primaveral no existe ninguna excusa para no disfrutar del sexo con tu pareja, ya que podéis aliviar ese calor con una ducha fresquita los dos juntos, para practicar sexo sin calentaros en exceso.

Si el calor os impide poder disfrutar de una buena sesión de sexo en la cama, la mejor forma de combatirlo es hacer el amor bajo en agua fresquita de la ducha. Podéis daros una excitante ducha al final del día para limpiaros bien el uno al otro antes de ir a la cama bien relajados para dormir como ángeles.

No te costará nada convencer a tu chico para que se duche contigo. Tan sólo tienes que preparar el baño para que podáis disfrutar ambos con un ambiente relajante. Elige geles de baño y aceites corporales con olores sensuales, añade si quieres alguna vela para crear ambiente, y deja volar tu imaginación.

Procura que la temperatura del agua sea ligeramente fresca, pero no del todo fría, para no entorpecer la erección de tu chico; recuerda que la erección de los chicos tienda a bajar con el frío excesivo. El agua tampoco deberá ser demasiado caliente, ya que el calor de vuestros cuerpos será el que ambiente la estancia mientras practicáis vuestras posturas favoritas.

Utilizad todo vuestro cuerpo para rozaros y enjabonaros el uno al otro. Ésto aumentará vuestro deseo sexual antes de comenzar con la penetración.

Deberás tener mucho cuidado para no resbalar en la ducha con alguna postura demasiado arriesgada. Para evitarlo, utiliza alfombrillas antideslizantes donde colocar los pies, y ayúdate de agarraderas colocadas en las paredes. No te agarres a la cortina de la ducha ni te apoyes en la mampara, ya que podría descolgarse o romperse, haciendo que caigáis al suelo haciéndoos daño.

Disfrutad al máximo con estas sesiones de sexo primaverales. ¡Se convertirán en vuestras favoritas para esta temporada!