Salud

Posturas en la cama para descansar mejor

Chica durmiendo en la cama

Dormir correctamente es uno de los pilares esenciales para mantener una correcta salud. Pero no siempre lo hacemos de la mejor manera, ya que el estrés y las malas posturas en la cama nos impiden tener un sueño reparador que consiga realmente que nuestro cuerpo descanse. Corregir nuestra postura en la cama es importante para descansar bien y mantenernos sanos.

Mientras dormimos, tendemos a adoptar la postura que más cómoda nos resulta. Sin embargo, en muchas ocasiones, mientras dormimos, no nos damos cuenta de que la postura que mantenemos no es la más adecuada porque existe algún elemento que nos hace sentir incómodos; una almohada mal colocada, la sábana enrollada en el cuerpo, etc.

Nuestro cuerpo se siente incómodo cuando alguno de estos elementos nos molesta, y tiende a adaptarse sin que nos demos cuenta de que la posición de nuestra columna vertebral es incorrecta para un buen descanso.

Según los expertos, la mejor postura para poder descansar es bocarriba, con la espalda completamente apoyada sobre el colchón. De esta forma, la columna vertebral queda alineada, y se logra un mejor descanso, evitando entumecimientos y dolores óseos y musculares por una mala postura mantenida durante toda la noche.

La postura fetal, de lado y con las rodillas ligeramente dobladas con una almohada colocada bajo éstas, también es una postura adecuada para el descanso. El cuerpo puede descansar al estar toda la espalda apoyada sobre una superficie plana, y la respiración no se ve afectada.

Dormir bocabajo sin embargo no está aconsejado por los especialistas en sueño y descanso. Al dormir bocabajo no podemos respirar correctamente, y necesitamos girar el cuello de una forma incómoda, poniendo en tensión los músculos del cuello y afectando también a los músculos de la espalda. Esta postura es la principal responsable de la aparición de lumbalgia, y de esos molestos dolores que nos acompañan a lo largo del día cuando no hemos descansado bien.

No hay que olvidar que un buen colchón y una adecuada almohada son importantes para acompañar a una correcta postura en la cama, para conseguir descansar correctamente.

Corrige tu postura para mantenerte activa a lo largo del día, y mantener tu salud a lo largo de tu vida.