Cotilleos

¿Por qué no te callas?

Porque No Te CallasLa frase célebre del Rey Juan Carlos fue ahora motivo de reencuentro en lo que fue la camiseta que con un sano sentido del humor, el monarca le entregara al presidente venezolano Hugo Chavez.
Fue el reencuentro y la normalización de las relaciones diplomáticas entre los gobienros de ambos países que se completó con la reunión del presidente Zapatero y Chavez.

Aquel episodio lamentable protagonizado por ambas partes en oportunidad de la cumbre iberoamericana de naciones realizada en América del Sur. No ha trascendido demasiado cual ha sido la agenda de temas a tratarse entre los mandatarios, sin embargo, más allá de lo simbólico del reencuentro deben haber asuntos que también son tan o más importantes para tratar.

Para España, sin dudas un tema importante es la situación de las empresas españolas en aquel país sudamericano así como las relaciones comerciales en relación al petróleo. Para Venezuela, uno de los temas que se plantearían tiene que ver con la inmigración hacia Europa y de la supuesta demanda del presidente venezolano en cuanto a que España sea de alguna forma, la que trasmita en los organismos correspondientes de la Unión Europea una revisión de la actual tendencia política que busca expulsar a los inmigrantes ilegales así como reglamentar los procesos legales que permitan la limitación del acceso y permanencia de esta población.

El presidente Chavez, como todo gobierno que no responde a los intereses globales de los centros de poder genera rechazo y simpatías, amor y odio. Recorriendo la web pueden verse comentarios de todo tipo pero polarizados. Ahora quienes lo odian vierten comentarios que no se ajustan a la realidad ya que lo tildan de golpista cuando si bien es verdad que encabezó golpes en el pasado, en la actualidad viene siendo reelecto por el pueblo venezolano por aplastante mayoría y en sucesivas elecciones en varios mandatos de gobierno.

Se lo tilda de populista, habría que definir qué significa populista, admito que se la va la boca en reiteradas oportunidades y esto puede caer mal, es un estilo. Ahora bien, si a cada presidente que realiza acciones que implican nacionalizaciones de sectores importantes de la economía y la industria de un país para redistribuir la riqueza, entre otras cosas, con inversión social, porque las políticas sociales no tienen que ser concebidas como un gasto sino como inversión para el desarrollo de un país. Pues si a esto le llamamos populismo estamos limitando bastante las acciones de cualquier gobierno. ¿Entonces lo correcto es seguir la corriente y ser funcional a los intereses de los grandes capitales y centros de poder así como a las minorías de las sociedades de un país?

Pues no me parece.

Fuente: elpais