Trucos y Manualidades

Personaliza tus muebles y ahorra en decoración

Brush painting wooden furniture, close up

Si acabas de mudarte o si simplemente deseas darle un nuevo giro a la decoración de tu casa, la forma más barata de hacerte con muebles nuevos es comprando piezas básicas y personalizarlos tú misma. Es muy sencillo; te damos algunas ideas de cómo hacerlo.

En todas las tiendas de muebles existe la opción de comprar los muebles con la madera desnuda, es decir, madera sin pintar ni barnizar. Estos muebles que tienen tan poco personalidad se venden mucho más baratos que el resto, pero nosotras vamos a darle la personalidad única que buscamos para que sean las próximas joyas de nuestra casa.

Para darle el toque único, necesitarás pintura especial para madera y/o barniz. En el mercado existen muchos tipos de pinturas y barnices, de todos los colores, texturas, acabados, y por supuesto a precios distintos. Las mejores opciones las encontraremos sin duda en los grandes almacenes de bricolaje, dónde la gama será mayor y los precios menores.

Una vez tengas todos los materiales que necesites –pinturas, brochas, rodillos, etc.-, piensa bien el estilo que quieres darles a tus nuevos muebles. Puedes pintarlos en colores lisos, a rayas, con lunares, e incluso forrarlos con telas de colores o añadirles adhesivos especiales para madera.

Dedica un ratito de tu tiempo libre a pintar tus muebles, incluso puedes pedir ayuda a los más pequeños si los muebles serán para una habitación infantil.

Una vez pintados, es recomendable dar una capa final de barniz incoloro para madera, con el fin de proteger la superficie frente a golpes y rayones, y para dar un toque de brillo que quedará incluso más bonito.

Recuerda que no necesitas llenar las habitaciones con demasiados muebles, ya que lograrás una sensación de que la estancia es más pequeña de lo que realmente es, y será mucho más agobiante. Con una decoración sencilla y elegante lograrás que tu hogar se vea más cálido.

Personaliza tus muebles para hacerlos únicos al mismo tiempo que ahorras y pasas un rato divertido; no habrá una casa igual a la tuya.