Mamás

Pasos para arropar a tu bebé

Peaceful baby lying on a bed while sleeping in a bright room

Si acabas de tener a tu primer bebé hace relativamente poco tiempo seguro que te asaltarán mil dudas para cuidarle de la mejor manera. Empecemos por arroparle antes de dormir. Te mostramos cómo hacerlo adecuadamente.

Una de las formas de arropar al bebé en la cuna es la de rodearle con un toalla. Así el pequeño se sentirá arropado y confortable. Además, les servirá de apoyo para la espalda y la barriguita. Son todo ventajas para los pequeños arroparles con una toalla mientras duermen.

La toalla se la puedes poner muy pegada a la cabeza, en la parte superior de la cuna. Una opción muy eficaz es enrollar la toalla y ponérsela a modo de almohada en la parte superior de la cuna para evitar que se den contra los barrotes de ésta.

No olvides colocar al bebé siempre de lado y nunca boca arriba. Éste es uno de los principales errores de las madres primerizas. Se piensa que boca arriba el pequeño va a estar mejor porque así no se pillará las manitas con el cuerpo mientras duerme, pero lo cierto es que así corre el riesgo de que se atragante con su propio vómito en el caso de que se encuentre mal y tenga que echar algo de la leche que ha bebido previamente.

Lo más acertado, y seguro que también te lo dirá el pediatra, es colocar al bebé de costado o boca abajo. Es una forma de aliviarle los gases durante los primeros meses de vida y de que no se ahogue en el caso de que tenga que echar algún resto de comida.

Por otro lado, antes de acostar al pequeño asegúrate de que está bien limpito y de que no se ha orinado en el pañal. Lo mejor es cambiarle antes de ponerle en la cuna. Si ves que tiene el culo irritado, límpiale con una gasa con aceite de oliva, ya verás qué bien le va este remedio a su piel.