Salud

Parto en el agua

Parto En El Agua

Es una modalidad donde su principal elemento es el agua, brinda excelentes resultados en embarazadas de bajo riesgo, en este tipo de parto no se usan medicamentos ni anestesia, ya que el parto acuático y los ejercicios de relajación y psicoprofilácticos, disminuyen el dolor del parto. En el  parto acuático la madre recibe a tu hijo en una piscina o bañera especial con agua mantenida a la temperatura corporal y el bebé nace en el agua.

El agua caliente es un analgésico natural, es antiespasmódica: el calor relaja los músculos y ayuda por un lado a que el útero se contraiga eficientemente para dilatar el cérvix con adecuada oxigenación, entonces podrás reducir la adrenalina (generada por la situación) que es una hormona que interfiere con el avance de la dilatación, y desactivan aquellas que disminuyen la sensación del dolor. Que puedas adoptar variedad de posiciones en las que halles comodidad, cuando sumerges tu cuerpo en agua caliente en período expulsivo y en una posición fisiológica para parir, te permitirá la distensión de tejidos y músculos entonces se evita el riesgo de desgarros del piso pélvico, se te deja que el descenso del peque sea en tiempos normales y/o te tome el tiempo necesario y no se te insta a pujar hasta que el deseo naturalmente aparezca.

El descenso de tu bebé por el canal de parto es suave porque está habituado a la inmersión en el líquido amniótico, entonces sale y entra directamente en contacto con un medio que le resulta familiar de forma no violenta; la primera extensión de brazos piernas y tronco lo hace en un medio cálido, blando y placentero. Mantendrá la apnea igual que en la vida intrauterina, el encuentro con el aire, la respiración aérea, la luz y los ruidos es lento;  podrá resolver de los cambios suavizando el trauma del nacimiento … en breves segundos se te colocará al bebé sobre tu vientre, mientras el cordón sigue latiendo y suministrando oxigeno al bebé hasta que empiece a respirar por sí mismo.

Cuando tu niño/a se encuentre en un ambiente más frío comenzará a respirar con ligeros gemidos y al colapsarse el cordón rompe a llorar e inicia una respiración rítmica, ese llanto será “música a tus oídos” pues será lo primero que tu bebé te cuente … está molesto por los ruidos y movimientos intensos que antes no tenía cerca. Estos bebés nacen serenos, tienen mejor desarrollo de la fuerza muscular, menor irritabilidad, menor incidencia de enfermedades durante el primer año de vida que se relacionan con estrés y disminución de las defensas.
Imagen: El paracaidista