CotilleosRelaciones

Párroco niega comunión a joven con discapacidad

First communion

En un post anterior veíamos como el gobierno no tiene en cuenta a un colectivo tan numeroso y vulnerable como son los discapacitados, al menos no en lo económico. Según se ha denunciado la pobreza más que una amenaza es una triste y cotidiana realidad en un alto porcentaje de los discapacitados españoles. El bajo nivel educativo que alcanza este colectivo es reflejo de la falta de políticas inclusivas en el educación española a todos los niveles. Pero no nos limitamos a excluirlos de esa forma. Socialmente y hasta espiritualmente, por decirlo de algún modo, se palpa esa discriminación.

Iglesia que discrimina

Un hecho tan doloroso como elocuente ha ocurrido en misa en el municipio coruñés de Padrón. El día 9 de julio, el párroco Ramón Barral, negó la comunión a una joven de 32 años, Mónica Suárez Vidal, quien padece del Síndrome de Lennox Gastaut, que le determina una incapacidad del 95 %. A la hora de dar la comunión, este hombre ha dicho que no se la daría porque la joven se había dormido durante la misa. La madre le reclamó, argumentó que la joven esta bautizada y ha hecho la comunión, pero con mucha arrogancia, típica de los ignorantes, le ha contestado que lo denuncie en el obispado o ante el Papa, si esto quiere.

Pues lo ha denunciado y lo bien que ha hecho.

Este señor ha reconocido todo. Los hechos y su flagrante ignorancia, al decir “si una persona es subnormal no debe acercarse a comulgar”. Tiene todo el derecho del mundo a desconocer totalmente lo que es la discapacidad y todo el derecho del mundo a portarse del modo menos cristiano posible, tal cual lo ha hecho. Lo que no tiene derecho, ni el ni nadie, es a discriminar. Mucho menos si pertenece a una organización que recibe varios millones de euros al año, de aporte de todos los españoles.

Esperamos una clara y contundente reacción de la iglesia. Eso si, no con mucha fe.