Cotilleos

Paros, inmigrantes y discriminación

Los números del paro son los que más suben en España. El mes pasado registró nuevamente una subida histórica, y la Seguridad Social sigue descontando afiliados de sus filas. El número de parados en julio subió a 2.426.916, contando un incremento del 1,5 por ciento, la mayor suba desde abril de 1998.

La crisis ha hecho que la economía española deje de ser creadora de empleo, y estos números lo dejan en evidencia. Sin embargo, según Maravillas Rojo, la secretaria general de Empleo, hay generación de trabajo, pero no alcanza para absorber el necesario por la población activa, que está en franco crecimiento.

En este clima, los inmigrantes son los que peor lo pasan. No solo porque no pueden encontrar empleo, sino porque son, a menudo, culpados por cuanto mal pueda haber: por ellos es que los españoles nativos no consiguen trabajar, por ellos es que la cosa anda mal, por ellos es todo, casi. Basta ver la cantidad de comentarios agresivos y xenófobos que circulan por las páginas de noticias como 20minutos en las noticias relacionadas con inmigrantes.

Algunos se alegran porque muchos inmigrantes deciden volver a sus países de origen. Se alega que la crisis los expulsa, o que sufren por la separación de la familia, o por lo difícil de la integración. En realidad, están siendo expulsados: son discriminados, no consiguen empleo y, además, se ha dispuesto echarlos mediante una ley: la directiva de retorno de inmigrantes, aprobada por el Parlamento Europeo en junio de este año.

Fuente: LD | 20minutos