Salud

Para un buen sueño, una cena ideal

La calidad de nuestro sueño se puede ver afectado por los alimentos que consumimos. Por lo cual es importante elegir correctamente lo que comemos en la cena: algunos alimentos favorecen el sueño, y otros por el contrario, lo dificultan.

En el momento que llegamos a nuestro hogar luego de una jornada laboral,  luego de haber acumulado mucha tensión, lo que más deseamos, es relajarnos, distendernos. Pero tenemos noches que damos vueltas y más vueltas en la cama o incluso, nos despertamos en mitad de la noche con pesadillas.

¿Qué es lo que ocurre? ¿Por qué no podemos dormir? Tenemos ansiedad, nervios mucha actividad mental, tensiones, … ¿por qué? Es porque estamos haciendo la digestión de la cena.

Cuando el hígado está trabajando, es muy difícil que podamos tener un sueño reparador y hasta es muy probable que tengamos insomnio. Entonces nos preguntamos: ¿cuál es la cena ideal para poder dormir mejor?

Debe ser una cena ligera y temprana, así cuando nos vamos a dormir ya habremos terminado de hacer la digestión.

Son platos muy ligeros, la verdura ya triturada o en caldo y por lo tanto, esto implica que la digestión se hará de forma más rápida y sin esfuerzo.

Los caldos de verduras o las cremas de verduras dulces como por ejemplo la calabaza, la zanahoria, la cebolla, el calabacín, la coliflor.

Te ayudarán provocando una sensación de somnolencia los hidratos de carbono de absorción lenta como la pasta, el pan o el arroz integral, te ayudarán a dormir.

No es recomendable consumir hidratos de carbono refinados, como por ejemplo postres muy dulces, ya que son excitantes y aumentan el nivel de glucosa en la sangre.