Cotilleos

Pagan por vivir como pobres

pagar por ser pobre

Este es un mundo donde las paradojas están a la orden del día y el caso que os cuento hoy es un excelente ejemplo. En Estados Unidos, más específicamente en San Francisco, hay una propuesta para turistas que parece algo extraña. La idea es pasar un día como un verdadero homeless.

La experiencia es solo por un día, a no asustarse. Ese día se lo pasa recorriendo lugares donde se alimentan a los pobres, buscando un lugar para dormir en la noche y deambulando sin un destino claro. Por eso se paga 100 dólares, que en realidad van para financiar las ayudas a los homeless reales, los que viven esa vida todos los días.

Por una parte es una ayuda solidaria, lo que me parece bien. Por otra es experimentar algo bien diferente a sus vidas habituales. Pero, en el fondo, me produce cierto rechazo la idea de ver a los homeless como algo realmente extraño y no como a iguales.