Cotilleos

El escándalo del príncipe Harry

Royal Wedding 2011 Memorabilia

Desde su nacimiento, el más pequeño de los hijos de la tan querida Lady Di, despertó gran simpatía. Siempre se lo ha visto simpático y muy alegre. No por eso deja de cumplir con sus obligaciones, cosa que hace razonablemente bien. Como digno hijo de la princesa Diana, tiene fama de ser muy solidario y muy amable y simple en el trato con todo tipo de personas. En otras palabras, todo bien.

Sin embargo, desde muy joven se ha visto envuelto en escándalos. No escándalos que pongan en duda su moralidad, no tiene que encarar procesos judiciales ni eludirlos por su condición de noble, tal cual ocurre en otras monarquías europeas. Un buen ejemplo es la nuestra, donde somos muchos los españoles que tenemos muy claro el trato diferencial que ha recibido por parte de la justicia la infanta que nada sabe de ningún tema, la que nada ve y la que olvida regularizar la situación de las personas que trabajan en su casa. Claro, se comprende su olvido y no hay consecuencias.

Los escándalos de Harry son propios de un joven de su edad. Toma más de la cuenta algunas veces, siempre se lo ve con hermosas mujeres, pero siempre son muchas y pocas veces se repiten. Se lo ha visto fumar marihuana. No parece tan grave.

La noticia son las fotos que se han difundido de su estadía en Las Vegas. Se lo ve jugando billar con otras personas, El problema es que no tienen ropa. El punto es que se trata de un lugar privado, nadie está contra su voluntad, todos son adultos…

Prefiero muchos Harrys.