Trucos y Manualidades

Organizando la compra de alimentos

Comer-alimentos-saludabes-nos-cuesta-más

Lo más importante para hacer una compra adecuada es planificarla. Cuando hablamos de los alimentos esto es más que importante, ya que además de conseguir un ahorro seguro (mucho más de lo que os parecerá antes de hacerlo) estaremos comiendo mucho mejor. Para hacer un buen plan hay que ser realista  y no pensar que comeremos todo aquello que en realidad no nos gusta pero creemos que es lo adecuado. Papel y lápiz y  comencemos a trabajar.

Vamos a hacer el plan de acuerdo a una familia tipo con dos niños y donde ambos padres trabajan. Hay que prever todas las comidas, incluidas las colaciones para cada día, pero adecuando a cada gusto y necesidad. Por ejemplo, seguramente los padres llevarán comida al trabajo, si es que quieren alimentarse bien. Con esa idea nos sentamos a hacer el menú semanal.

Para eso tenemos que pensar en frutas y verduras de estación, de modo de comer productos más frescos y a mejor precio. Los frescos se compran una vez a la semana  y los productos secos, que son casi siempre fijos (harina, arroz, azúcar, etc.) una vez al mes.

Cada vez que vamos a hacer una de esas compras, siempre vamos con la lista en mano, de modo de evitar la compra compulsiva, algo que puede elevar nuestro gasto hasta en un 30 % promedio. Se compra justo lo que se necesita y no lo que en el momento nos parece tentador.

No le tengamos miedo a las marcas blancas, lo que nos llevará a un ahorro importante también.