Belleza

Nuestros labios hidratados y suaves

Nuestros labios, generalmente están descubiertos, expuestos a los cambios climáticos, al frío y al calor intenso. 

Reciben las agresiones e inclemencias de nuestro medio ambiente como por ejemplo: los rayos UV, la contaminación, etcétera.

Las glándulas sebáceas protegen nuestros labios, los mantienen hidratados y evitan que se agrieten. Sin embargo, son muy finos y delicados por eso debemos tener un especial cuidado para que no se resequen.

Es importante exfoliarlos, debemos retirar las células muertas. Veamos una manera muy fácil y rápida, sólo tienes que frotar muy suavemente el cepillo de dientes por los labios en forma de círculos.

Para mantener los labios bien hidratados, contamos con una amplia gama de bálsamos y una amplia línea de productos que ayudan a nutrirlos y suavizarlos.

Una método acero, dulce y agradable de suavizarlos es aplicando un poco de miel en los labios y dejarla actuar por algunos minutos. Otro truco bastante popular es la utilización de manteca de cacao durante la noche. Y es fundamental no olvidarnos de beber abundante agua, para mantener hidratado todo nuestro cuerpo, nuestra piel y nuestros labios.

Finalmente otro punto importante a tener en cuenta es que debemos aplicarnos una crema de contornos para prevenir y/o atenuar las arrugas.

Vamos a compartir ahora lo que debemos evitar:

  • Humedecer los labios a cada rato, sin duda esto hará que se resequen aún más.
  • Algunos lápices de larga duración, con purpurina o muy oscuros, no dejan que los labios respiren libremente. Pero contamos con otros que tienen vitaminas y ácidos grasos esenciales. Asesórate antes de comprar tu lápiz labial.
  • Los alimentos ácidos, debemos evitarlos ya que harán que los labios se agrieten.

¡Ahora a cuidar de tus labios!