Salud

Noches versus días

Cuando las noches porque no puedes conciliar el sueño para descansar,  y debes saber que puede ser  insomnio u otro transtorno del sueño. Estas son las razones que modifican tu conducta y eso hace que no estés enérgica al día siguiente.

Puede sucederte que no puedas dormirte, luego de una jornada agotadora y una ducha relajante, algunos factores pueden ser:

  • el estrés diario y la gran actividad laboral
  • no almuerzas o ingieres una infusión durante la jornada
  • puede pasar que tu cama no sea reconfortante
  • frecuentes desórdenes en tu vida, etc.

Existen trastornos de sueños conocidos como el Insomnio (no puedes conciliar el sueño), puedes sufrir de Narcolepsia (te duermes en cualquier lugar), o de Síndrome de las piernas inquietas (desorden neurológico que provoca la necesidad de moverlas), Apnea de sueño (interrupción de la respiración involuntaria) y el Mal sueño con desorden alimenticio (es cuando buscas excusas para levantarte y “de paso” comer) entre otras.

Un sano y básico cuidado es:  aliméntate de modo correcto respeta las cuatro mínimas comidas, toma líquido, respira aire fresco mientras caminas, y disfruta. Tu cuerpo es el mejor indicador de que el ritmo de vida que llevas supera lo posible, escúchalo y podrás descansar.