Relaciones

No sirves para nada

Esta frase es mucho más conocida de lo que en verdad esperaríamos, pero lastimosamente suele servir de muletilla en más de una discusión y en donde tanto hombres como mujeres usan y abusan de esta para así dar escape a su frustración e ira.

Pero ¿qué es lo que logran este tipo de frases en la otra parte?, este día analizaremos el peso de frases como esta en la otra parte de la relación.

  •  Autoestima baja, sin duda alguna el mayor de los efectos que ocasionan este tipo de frases es acabar con la autoestima de quien recibe este tipo de “golpes” y es que todo mundo se espera este tipo de frases de sus jefes, amigos o enemigos, pero de quien hace un tiempo dijo que te amaba, bueno eso es mucho más doloroso, porque se supone quien te ama no dice eso.
  • Ira. Por lo general la ira aparece y esta es desahogada con personas que no tienen nada que ver en la discusión o con personas mas débiles que quien recibió el primer ataque, léase hijos, esto por lo general lleva a una cadena de dolor en donde el ultimo eslabón por lo general no está enterado donde empezó todo.
  • Frustración. Este sentimiento es una consecuencia de la frase dicha bajo un momento de ira y por lo general no aparece de inmediato, sino mas bien que al pasar los días y por lo general cuando las cosas ya están mejor es cuando esta frustración va tomando cuerpo, y la persona que recibió esta frase cuestiona todo lo que hace, y muchas veces repite tareas en la búsqueda de una perfección que no existe.
  • Depresión. Según el grado de afectación que haya tendido en el individuo victima de la “agresión” suele llegar la depresión con el paso del tiempo, y con ella el problema ya se torna en algo patológico que por lo general suele requerir de asistencia médica y profesional.
  • Suicidio. Este es el caso más extremo pero de hecho se da aun cuando para llegar a este nivel se suelen requerir de años de malos tratos, por lo general la víctima no encuentra más salida a sus problemas que el terminar con una vida de menosprecios y daño emocional.

Si te encuentras en alguno de los dos lados, sea el de víctima o de victimario, te recomendamos busques ayuda profesional pronto, por lo general la gente suele esperar un cambio de comportamiento de la contraparte y eso no se da a menos que este reconozca la existencia de un problema y por lo general para llegar a ello es necesario la intervención de un elemento externo, en este caso un terapeuta.

  • Zwehander_fer

    No estoy deacuerdo, cuando a una persona, un hijo por ejemplo, se le educa creyendo que es el mejor en todo y que vale mas que los demas por x “cualidad” este se llena de sobervia y se desprende de la realidad, es decir le falta humildad.
    Por ello yo concidero que decir esta frase cuando enverdad el “agredido” se equivoca en repetidas ocaciones intencionalmente, para enseñarle algo de humildad y aterrizarle los pies en el mundo real.