Relaciones

No siempre funciona

romantic moment

Cada sociedad tiene sus costumbres que se asientan con mucha rigidez. Una de esas costumbres muy marcadas para los norteamericanos, es pedir matrimonio de un modo muy formal. En algunos casos, la originalidad en la proposición es un objetivo tan claro como la pedida en si misma.

Hemos visto numerosos ejemplos de esto en películas y series de televisión. Claro, ahí funcionan a la maravilla y la novia emocionada acepta a su galán. Pero en la vida real algunas veces no es así.

Y esto es lo que ocurrió días atrás durante un partido de hockey que se desarrollaba en la Madison Square Garden. Durante el entretiempo aparece en la pantalla gigante el pedido de mano, mientras todas las cámaras enfocaban a la pareja.

El problema fue que la novia, luego de poner una evidente cara de molestia, recogió sus cosas y se retiró, dejando al atónito novio solo, frente a todas las cámaras.

Lo del titulo… no siempre funciona.