Cotilleos

Neoliberalismo y capitalismo

flags

Hoy tenemos algunas tendencias en el mundo que retornan a una mayor protección social, obviamente que estamos lejos de planteos anarquistas o comunistas pero dentro del llamado “capitalismo social”, más o menos se tiende a esto debido a la incontrastable realidad que ha roto los ojos en cuanto a los pésimos resultados que generó el neoliberalismo.

De todas formas los pueblos son muchas veces engañados y su memoria tergiversada ya que los grandes medios de comunicación en general, son portavoces de los neoliberales ya que defienden los intereses de los más poderosos.

Es así que algunos cambios por pequeños que sean corren riesgos de ser saboteados y de que se vuelva para atrás. Es lo que puede suceder en países que se vieron azotados por décadas de neoliberalismo, primero con dictaduras que impusieron ese régimen neoliberal nefasto, luego gobiernos “democráticos” que continuaron esas políticas y cuando ya la situación social rompía los ojos surgieron otros gobiernos de tinte más social y de mayor sensibilidad por los problemas de la población.

Si bien no se cambiaron grandes estructuras de las sociedades de esos países se intentó gobernar mejor y de cara a las mayorías, con mayor control del estado contrarrestando de alguna forma los daños ocasionados por el neoliberalismo padecido durante tantos años. Sin embargo es posible como decíamos, que estos gobiernos puedan perder elecciones y que aquellos neoliberales vuelvan al poder y apliquen nuevamente sus nefastas políticas.

Un ejemplo de ello es lo que sucede en Argentina, con un gobierno que en las últimas elecciones ha perdido terreno a mano de los neoliberales. En Uruguay, si bien el actual gobierno mantiene las mayorías, no tiene asegurado ganar las elecciones nacionales debido a una extraña forma electoral que tiene ese país en la cual debe ganar por más del 50% de los votos para ganar en una primera vuelta y si no llega a ese 50% se debe ir a una segunda vuelta donde solamente dos candidatos definen la elección. Allí podrían sumarse las fuerzas conservadoras para intentar sumar una mayoría que derrote al actual gobierno progresista.

En Venezuela es donde parece haberse impuesto la voluntad popular luego de varias elecciones y consultas populares en las que se reafirmó el gobierno de Chavez. Lo mismo sucede en Bolivia y en Ecuador, países donde se han implementado cambios mucho más radicales de los que se realizaron en países como Uruguay por ejemplo.

En España Zapatero y las fuerzas progresistas no parecen tener asegurada ninguna victoria por sobre el Partido Popular que es en este país la derecha conservadora, portavoz del neoliberalismo.

España, ha sido uno de los países donde más se ha sufrido el embate de la crisis económica por no tener políticas de protección a los más vulnerables. Un ejemplo es el paro, uno de los más altos en el continente europeo y esto se debe a políticas neoliberales de la llamada “flexibilización” laboral que no permite relaciones laborales estables ni seguridad ninguna para el trabajador con lo cual al haber este tipo de crisis son los primeros en pagar el pato. Estas políticas neoliberales fueron implementadas en el gobierno de Aznar y hoy se sufren.

En fin, se debe tener memoria y pensar antes de votar y algo que debería implementar cualquier gobierno electo, sea del signo que sea, es terminar con el “amiguismo” o el “clientelismo”. Esto sí que estropea a cualquier gobierno y país por más buenas intenciones que se tenga.

En los cargos de gobierno y de las instituciones estatales deben estar los más competentes y no los militantes políticos. Este es uno de los principales errores de la democracia que termina atentando contra el sistema mismo convirtiendo al sistema en perverso y sin remedio.