Mamás

Motricidad gruesa en los niños

motricidad-gruesa-en-los-ninos

En entregas anteriores hablamos de la psicomotricidad y la motricidad fina. Ahora es el turno de la motricidad gruesa.

Recordemos que todos los niños son diferentes, incluso los hermanos que son criados en un mismo ámbito familiar. Por lo cual no todos consiguen a la misma edad superar cada etapa. Hay parámetros para cada edad pero no hemos de ser estrictos; si tenemos dudas no tengan temor y plantead el tema  al pediatra.

En muchos casos que hay algún problema, no necesariamente es un problema de motricidad gruesa sino que es una consecuencia de un problema auditivo o de la visión lo que impide que el desarrollo se realice y evidencie  correctamente.

He pensado en proponer algunas actividades para realizar en casa que ayudan a estimular la motricidad gruesa en los más pequeños:

  • dispersar juguetes por el piso y pedirle que los levante, poner música y cuando la música para el niño debe parar también.
  • colgar una cuerda (por ejemplo la de tender la ropa) y de ella distintos peluches o juguetes que se puedan golpear, o bolsas con papel picado, agua, etc. el niño deberá golpear con un palo, esto ayudará a desarrollar el sentido del equilibro, y los músculos de cuello. También podemos complementarlo con música para hacerlo más divertido aún.
  • vaciar el baúl de los juguetes y pedirle que trate de “embocar o encestar” los  juguetes en el baúl, aumentar o disminuir la distancia del niño del baúl, para aumentar o disminuir la dificultad (cuidado con las frustraciones)
  • juegos en el piso como por ejemplo la rayuela.
  • las escaleras:  subirlas y bajarlas.

Al estimular la motricidad gruesa ayudamos a que coordine mejor y que conozca su cuerpo. Mucha suerte y a intentarlo.

Imagen: fotosearch