Salud

Mirar el pasado con dolor nos enferma

Sad man holding pillow

En una gran cantidad de oportunidades hemos hablado desde este sitio de las rupturas sentimentales y las huellas que suelen dejar en nuestros corazones y en nuestros pensamientos.

No son pocas las personas que pasan muchos años mirando con melancolía y dolor esos momentos, sin encontrar la resignación y el camino de salida a una encrucijada por la que nada puede hacerse. Una ruptura amorosa es algo que forma parte de nuestras vidas, pero nunca puede convertirse en el eje de nuestros pensamientos y sentimientos.

Respecto a este tipo de personas que viven atadas a sentimientos de dolor hay un grupo de científicos que, tras una investigación, descubrió que esta forma negativa de ver su pasado les afecta severamente la salud. Además de limitarlos para tener una vida social normal, realizar deportes y trabajar, esto les produce un dolor corporal verdadero que finalmente aumentará el riesgo de enfermarse de la persona.

Según los estudios realizados, todas aquellas personas que tienen esa mirada negativa hacia lo vivido están asociadas directamente con los indicadores de salud más bajos; tienden a la depresión o a estados de ansiedad absolutamente nocivos, e incluso presentan notables cambios de conducta.

Lo ideal es hallar un equilibrio aprendiendo a ver las experiencias pasadas de manera positiva, enfocándonos en objetivos futuros, pero sin dejar de disfrutar las experiencias placenteras que la vida nos va poniendo por delante. Estas personas no solo tendrán una actitud saludable para con ellos sino que también afectarán positivamente a quienes los rodean. Y por supuesto se sentirán más fuertes y alcanzarán una mejor salud mental, con pocas posibilidades de enfermarse.

  • Arturocapel

    Patético, infantil y marcado por el odio al hombre. Eso es este blog