Salud

Migrañas causadas por intolerancias alimentarias

Mujer sufriendo migrañas

Los alimentos pueden producir intolerancias en determinadas personas manifestadas a través de síntomas muy diferentes. Las migrañas pueden ser uno de estos síntomas, muy comunes en personas sensibles a un tipo de aminoácido que se encuentra en algunos alimentos. Descubre a qué se deben las migrañas causadas por intolerancias alimentarias, y cómo poder evitarlas.

La Histamina es una sustancia nitrogenada, derivada de los aminoácidos de las proteínas cuando éstas se descomponen. La sintetiza nuestro organismo, pero también se puede encontrar en algunos alimentos en proporciones diferentes, y en muchos casos puede ser perjudicial para la salud de algunas personas muy sensibles a ellas.

Los alimentos más ricos en Histamina son el queso, los embutidos crudos, la cerveza y el vino, en los cuáles los aminoácidos han sufrido la degradación de las proteínas y ha pasado tiempo suficiente para la acumulación de cantidades importante de esta sustancia.

Los efectos que causa esta Histamina cuando se consume con los alimentos que la contiene dependerán de lo susceptible que sea esa persona, y por supuesto, de la cantidad total que contenga.

Cuanto peor haya sido el tratamiento de producción y el almacenaje de los alimentos, más cantidad de Histamina podrán contener. Una persona que consuma estos alimentos cargados de Histamina, podrá eliminarla hasta cierto punto, pero si la cantidad es importante, tardará mucho más en eliminarla de organismo, y puede sufrir los síntomas derivados, entre ellos, el más común es la migraña.

En personas sanas, la Histamina puede eliminarse más rápido, y los síntomas no llegan a notarse. En personas intolerantes a esta sustancia, pueden ocurrir diarreas, migrañas, asma, bajada de tensión, picor, enrojecimiento de la piel

Si detectas que después de tomar un alimento de este tipo, tus migrañas empeoran, puede que sea la raíz de tu problema. Consulta con tu médico la posibilidad de una intolerancia a la Histamina, y mejor evita tomar alimentos que puedan ser ricos en ella. De esta forma, controlarás los síntomas, y te evitarás muchos dolores de cabeza.