Mamás

Mi hijo, ¿el superdotado?

Mi Hijo El Superdotado

La frecuente aparición de niños superdotados pone a los especialistas frente a todo un desafío: conocer las bases de esta extraordinaria capacidad para poder luego, aprovechando los increíbles avances de la neurofisiología, desarrollar talentos, potenciar cerebros superdotados, preparar a los genios de mañana.

Ante tantos casos increíbles de niños con alto nivel intelectual, seguramente a ti como madre te surgirá la pregunta inevitable: tu nene pequeño que juega con sus cubos sobre la mesa… ¿puede ser un superdotado?.

Responder a esta cuestión no es nada fácil, y hay algo clave que debes saber: un cerebro superdotado nace, no se hace. La posterior relación con el ambiente permitirá o no expresar la genialidad, pero si este talento no es nato, no habrá esfuerzo que valga.
A un futuro Mozart sólo se lo puede detectar por su conducta. Así lo mejor será jugar con conceptos abstractos, plantear interrogantes diversos, recurrir a distintas fuentes informativas, hacer pruebas experimentales.

En las instituciones que brindan tratamiento especial para que puedan desarrollar al máximo su potencial, una vez detectado el talento, se lo enfoca para desarrollarlo en una actividad particular.

Marian Diamond, de la Universidad de California, asegura que el número de chicos genios aumentó de manera excepcional en las últimas dos décadas. Se atribuye el fenómeno al tratamiento especial que en los últimos años se brinda a quienes demuestran poseer talentos especiales.

Los genios suelen agruparse en sociedades que imponen como único requisito superar un determinado CI. La más conocida es Mensa Internacional, que cuenta en su registro a figuras como Isaac Asimov, Arthur Clarke, Robbie Ritter, entre otros.

Imagen: Bebes.net