Relaciones

Me peleo, te peleo, nos peleamos

Los conflictos son ese elemento presente en el cual hay dos partes que pujan por cosas distintas; hay conflictos internos en los cuales la persona se enfrenta a dos aspectos en pugna, a dos deseos, a un deseo y el sentido de realidad, etc.; de la misma manera hay conflictos que tienen por protagonistas a dos personas, es decir, hay aspectos, intereses, motivaciones, etc. de dos sujetos que tienen un carácter divergente.

Decir que los conflictos de pareja son difíciles de eludir, no es más que constatar una realidad y no deberían tener un signo de problema en lo ha hace a la relación: son parte de la vida. Así alguien prefiere ver una película y el otro ir al teatro, argumentos a favor, otros en contra y se resuelve más o menos bien la salida de fin de semana…distinto es cuando existen aspiraciones, sentimientos, pensamientos, deseos, que cobran otra intensidad y profundidad y que van más allá de una confrontación por decidir quién se encarga de hacer las compras, a quién le toca preparar la comida o llevar los niños al colegio.

Cuando las divergencias comienzan a causar malestar, insatisfacción, frustración pues tocan aspectos fundamentales de una pareja como las formas de hacer, sentir y pensar la intimidad, la pasión, el compromiso ( aclaremos que nadie se separa por tener que ir al supermercado), bueno, ahí tenemos un problema que si no se atiende a tiempo, puede hasta generar la ruptura.

En el siguiente post te mostraremos ciertas herramientas que pueden ser de utilidad para mantener el equilibrio en tu relación de pareja…te aclaramos que no son fáciles de usar y se necesita que las dos partes se pongan juntos en la tarea; pero si quieren empezar a cambiar algo y a sentirse mejor, tal vez valga el esfuerzo.

Continúa en el siguiente post

Fuente: psicologia-online