Salud

Masaje rápido para embarazadas

Ya hemos visto en qué consiste el masaje rápido, una técnica que se encuentra en plena expansión. Ahora veremos cuales son sus beneficios principales, y cómo afecta positivamente a las embarazadas.

En cuanto a los beneficios directos, estos masajes ayudan a aliviar el estrés físico y mental, pero también aporta otras ventajas. Relaja el sistema nervioso y reduce la tensión muscular, que puede acabar derivando en dolores crónicos. Al activar la circulación sanguínea favorece un mayor dinamismo físico y más agilidad mental.
Además este cambio de ritmo renueva las reservas de energía y esto ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

Como ya hemos visto los spas, sobre todo los urbanos, se están apuntando a la moda del masaje exprés. Además de las técnicas más comunes que ya hemos explicado, ofrecen masajes rápidos específicos, por ejemplo para embarazadas. Este tratamiento reduce la tensión corporal de origen hormonal y contribuye al bienestar físico y emocional de las futuras mamás.

Pero la rapidez no sólo es ya patrimonio de los masajes, sino que se pueden recibir otro tipo de tratamientos, corporales en este formato de sesión breve.

La rutina, tanto si requiere de gran esfuerzo físico como si supone estar sentado durante largas horas, puede llegar a empeorar algunas desórdenes musculares o problemas en las articulaciones. Esto puede traducirse en un menor rendimiento y capacidad de concentración.

Hacer un alto en el trabajo diario para ser tratado por un masajista aporta una sensación de bienestar que ayuda a afrontar con energía renovada las tareas cotidianas.