Salud

¿Más cansada de lo normal? Quizás te falte hierro

Yuong woman holding head in pain in office

Podría ser que estuvieras atravesando una época de mucha actividad o estrés, y por lo tanto te sientas más fatigada de lo normal, hasta aquí todo lógico. El problema se plantea cuando, sin causa concreta, notas cómo te falta la energía, te sientes apática y hasta te cuesta un esfuerzo el concentrarte.

Probablemente te falte hierro, es muy común en las mujeres debido a menstruaciones abundantes y de larga duración, y en determinados períodos en los que el cuerpo necesita el doble, como el embarazo, el parto y la lactancia.

La anemia por deficiencia de hierro es algo muy común. En este escrito quisiera tan solo referirme a la manera tan fácil que tenemos de prevenir esta falta de hierro, y esto es cuidando la alimentación, es algo que está en nuestras manos! Porque evidentemente, cuando los episodios de cansancio y apatía son recurrentes, se pierde demasiados cabellos al peinarse o lavarse la cabeza o las uñas se quiebran más de lo normal, es imprescindible acudir al médico. Será importante, con un análisis de sangre, averiguar la causa de la anemia y de esta forma poder tratarla, además de con la alimentación apropiada, con algún medicamento.

¿Por qué produce cansancio? El hierro es imprescindible para que el oxígeno llegue a los pulmones y a todos los tejidos del cuerpo. Y son precisamente los  glóbulos rojos  los encargados de transportar este oxígeno, a la vez que se ocupan de retirar de los tejidos el dióxido de carbono (que es un elemento de desecho).

¿Qué alimentos contienen más hierro?

Ya que cuidando la dieta podemos prevenir la falta de hierro y mantenerlo en los niveles óptimos, vamos a recordar cuáles son los alimentos que poseen más cantidad de este mineral.

El hierro que mejor absorbe el cuerpo es el que proporcionan las proteínas de las carnes  magras, el  pescado azul y los huevos. No deberían faltar en nuestra dieta, frutos secos, legumbres, verduras de hoja verde y cereales y pan integral.

Es importante también que combinemos estos alimentos con la ingesta de vitamina C, porque esta vitamina hace que el cuerpo absorba mucho mejor el hierro. Por el contrario, si los combinamos con café, alcohol, té o alimentos ricos en calcio, será más difícil que nuestro organismo lo asimile correctamente. También una alimentación excesivamente rica en fibra, puede hacer que el hierro se absorba más lentamente.