Belleza

Maquillaje exprés para resplandecer de noche

El trabajo, el estrés y las prisas hacen que, muchas veces, no tengas tiempo de arreglarte para la ocasión. Sin embargo, encontrar un momento para retocarte ya no es un problema, ya que con unos pocos utensilios de maquillaje y tan solo cinco minutos podrás transformar tu maquillaje de mañana en un impresionante look nocturno.

Piel como recién maquillada

Si para realizar tus tareas matutinas has decidido aplicarte una base de maquillaje, lo más probable es que, cuando llegue el final de la tarde, no esté tan impecable como antes. Una buena solución para unificar el rostro es aplicar polvos sueltos del color de tu piel por toda la cara con la ayuda de una brocha gorda. Con el uso de estos polvos conseguirás unificar el rostro y evitarás que se note el paso de las horas.

Transforma tus sombras

Lo habitual es que las sombras del maquillaje diurno sean de colores claros. Sean de la tonalidad que sean, el objetivo es que las conviertas en sombras oscuras, propias de los looks nocturnos. Para ello, aplica sobre todo el párpado móvil una sombra oscura negra, gris o marrón, dependiendo de tu gusto y del aspecto que quieras conseguir. Después, alarga la sombra hasta el final del párpado y extiéndela un poco hacia la ceja, ya que esto le dará una mayor profundidad a tu mirada.

Delinea tus ojos

Después de haber aplicado la sombra de ojos, puedes retocar la línea interior del ojo delineándola con un lápiz negro o gris.

Labios discretos

Ya has definido tus ojos y les has dado un aire provocador y muy llamativo, por lo que a tus labios deberás darles color, pero de una forma discreta, ya que esta vez tu mirada es la protagonista. Para ello, retira los restos del labial matutino apretando sobre tus labios con un pañuelo de papel. Acto seguido, aplica una barra rosa o violácea o, simplemente, un gloss clarito. ¡El resultado será espectacular!