Sex and Life

Mamading: otra forma de vejación de la mujer

Mujer deteniendo

Este verano llega a las costas españolas una práctica de diversión, movida sobre todo entre los jóvenes extranjeros que eligen nuestro país como destino vacacional, el mamading, una nueva forma de vejación de la mujer altamente denunciable.

La palabra mamading nace como nuevo término para designar una denigrante práctica sexual, en la que las chicas son invitadas a practicar el mayor número de felaciones a varios chicos en un tiempo determinado para conseguir chupitos y copas gratis.

El mamading ya se está extendiendo entre los jóvenes extranjeros que visitan este verano las costas de las Islas Baleares. Tuvo comienzo en la población de Magaluf, dónde también comenzó a practicarse el temerario balconing protagonizado por chicos borrachos, y que ya se ha cobrado varias víctimas en los últimos años.

El mamading se lanzó como una promoción para atraer a la clientela joven a los bares de copas y discotecas; las chicas salen ganando porque pueden conseguir alcohol gratis, y los chicos también, porque pueden recibir una felación sin esperárselo.

En los locales hacen competiciones entre las chicas, en las que tienen que conseguir hacer el mayor número de felaciones a los hombres en un mínimo tiempo. La ganadora de la noche será la que más consiga hacer, y podrá tener barra libre de alcohol en el local durante el resto de sus vacaciones. En un vídeo publicado en internet se puede ver a una chica llevando a cabo esta práctica, durante la cual hace felaciones a 23 chicos en un tiempo de 2 minutos y 30 segundos.

Imágenes del vídeo

Algunas capturas de imágenes extraídas del vídeo

Mujer borracha

Los vecinos de estas localidades afectadas y muchos colectivos de defensa de los derechos de la mujer han comenzado a denunciar este acto denigrante para detenerlo antes de que lleguemos a consecuencias muy graves.

Recuerda que este tipo de prácticas sexuales con desconocidos entrañan un riesgo enorme de contagio de todo tipo de enfermedades, así como otras consecuencias físicas y psicológicas que puedan sufrir las chicas afectadas después de haber sido partícipes de ellas.

No te arriesgues. Es tu cuerpo, es tu vida, pero toma siempre precauciones, y no te expongas al peligro si puedes evitarlo.