Salud

Los síntomas del parto (II)

Continuando con la entrega anterior sigamos viendo más pautas a tener en cuenta.

Podemos decir que tus contracciones son de parto o que el trabajo de parto ha comenzado cuando:

  • Sientes las contracciones en la espalda y que de ahí se irradian hacia tu abdomen.
  • No se alivian cuando te acuestas, o caminas o cambias de posición.
  • Ocurren en intervalos regulares y a medida que transcurre las horas, suceden con mayor frecuencia. Deberás tomar nota cada cuánto tiempo son tus contracciones. La regularidad y la frecuencia son la clave para saber si estas en trabajo de parto.
  • Se rompe la fuente de agua.
  • Las contracciones son cada vez con mayor intensidad.

Puedes tener uno o varios de estos síntomas, frente a la duda consulta con un médico. Además no dudes en acudir al hospital si:

  • comienzas a sangrar,
  • tienes dolores constantes,
  • se te rompe la fuente de agua.

En el caso de las contracciones indoloras conocidas como también como Braxton Hicks no son una causa de alarma. La panza se puede poner muy dura pero es para ayudar al útero a prepararse para el día del parto.

Imagen: voagno