BellezaSalud

Los riesgos del botox

Ya no se trata de algo que vemos y nos horroriza en las famosas, sino más bien de una trampa en la que han caído la gran parte de las mujeres, tanto así que no pasa un día sin que veamos por la calle alguien que luzca algo de los estragos que provoca el botox en los rostros. Obviamente esto sucede, una vez más, porque el afán por la perfección lleva a millones de mujeres en el mundo entero a caer en excesos que, por el contrario, las alejan de ese ideal y les producen severos efectos secundarios.

Veamos algunos de los más comunes riesgos que corren las mujeres que se infiltran excesivamente botox en su rostro:

– Párpado caído:
resultado de un mal pinchazo en el entrecejo con lo que en lugar de elevar los músculos del párpado, los relajará provocando este clásico efecto secundario. Por otro lado debemos admitir que es de los pocos que tienen fácil solución, gracias al colirio de apaclonidina.

- Sonrisa de Joker: producto de infiltraciones muy profundas en las llamadas “patas de gallo”, esto afecta los músculos del pómulo que darán como resultado una sonrisa anti-natural y falsa. Para solucionarlo se deberá trabajar con relleno la zona de los pómulos a fin de levantarlos.

- Cejas de Cruela: cuando notes este tipo de ceja extremadamente exageradas ten por seguro que se trata de un mal pinchazo de botox, en este caso específicamente es por infiltrar en la zona central de la frente. Para su corrección se debe recurrir a nuevas infiltraciones con lo que ya las soluciones comienzan a complicarse debido a que dependen de aquello que provocó el problema.

– Boca torcida:
son casos de infiltraciones muy profundas o excesivas. También se corrige, como el caso anterior, con más infiltraciones que equilibren; lo que sigue siendo un riesgo potencial.