Belleza

Los peores errores en la manicura

Beautiful Woman with make-up paint nails

Hacerse las uñas es para una mujer lo mismo que para un hombre afeitarse todos los días. Parece que no sirve de mucho, pero es el aspecto físico lo que nos marca de cara al público. Hacerse la manicura en casa es la forma perfecta para ahorrar dinero en los gabinetes de estética y conseguir que las uñas luzcas más cuidadas más a menudo. El problema surge cuando no se sabe muy bien cómo conseguir ese efecto.

A veces uno de los errores en los que incurrimos al hacernos la manicura es que la forma de las uñas no es la adecuada, el esmalte dura demasiado poco o empiezan a salirnos padrastros sin ton ni son. Una de las principales equivocaciones que se cometen es no saber muy bien cómo echar las cutículas hacia atrás. Para ello debes usar un aceite especial para las cutículas y con la ayuda de un palito de naranja, tirarlas hacia atrás. Así prevendrás la aparición de padrastros.

¿Es de buena calidad la lima que utilizas? No escatimes en gastos a la hora de adquirir una buena lima de uñas. Escoger una lima de mala calidad solo provocará que el trabajo no sea el esperado y los resultados no sean para nada satisfactorios.

Nada de limar los lados de las uñas en vertical. Si lo haces solo conseguirás que éstas se quiebren más fácilmente con la consecuencia de que se podría perjudicar seriamente el crecimiento de los tejidos de esta zona del cuerpo.

Otro error muy común es no echarse endurecedor de uñas. Este producto ayuda a proteger el esmalte y las uñas en sí. Así que aplica una capa muy finita de endurecedor de uñas antes de comenzar a pintártelas.

Y, por último, no te pases con las capas de pintauñas o éstas tardarán mucho en secarse. Lo ideal es echarse primero una fina capa y otra para lograr un acabado perfecto.