BellezaSalud

Los peligros del alcohol

Los-peligros-del-alcohol

El término: alcohol, significa sutil, derivado del árabe. La opción no es ser abstemio sino beber con control. Debemos insistir en el valor de la prevención en jóvenes.

Debemos tener presente que no todos quienes beben alcohol padecen una adicción, y tampoco en caso de que mantengan un consumo controlado tanto del volumen ingerido como de la frecuencia con que lo beben, a modo de  ejemplo, en el consumo social con motivo de fiestas o celebraciones no cotidianas.

No debe confundirse el consumo moderado con padecer un alcoholismo. El ser alcohólico no es una alternativa ser abstemio. Pero quienes padecen de alcoholismo deberán transformarse en abstemios para superar la adicción.

Es fundamental la prevención, lo que consiste en promover el autocontrol y no necesariamente la condición de abstemio.

La adicción alcohólica se desarrolla luego de años de hábito. Existen dos tipos de hábito alcohólico:

  • consumo adictivo
  • consumo problemático.

Adictivo: es el consumo diario superior a los 40 gramos para el hombre, y mayor a 32 gramos para la mujer, a modo de ejemplo: 400 cc. de vino, o 100 cc de whisky.

Problemático: es quien consume de modo irregular, no diario, pero en cantidades que triplican o cuadriplican las antes mencionadas.

El aumento del consumo de alcohol en la mujer es preocupante. En Occidente, es la primera causa de retardo mental en los niños cuya madre  consume alcohol durante el embarazo. Otros efectos graves posibles son: las cirrosis, el cáncer y las enfermedades psiquiátricas.

Lo importante es la prevención. Según demostraron las instituciones de apoyo a las personas alcohólicas, la adicción a beber alcohol puede llegar a revertirse. Pero su creciente incidencia hace que sea realmente imprescindible su prevención, principalmente entre los jóvenes.