Salud

Los peligros de las sanaciones

fear

Cuando una persona se encuentra en una situación realmente desesperante, recurre a todo lo que siente que lo puede ayudar.

Si nos encontramos frente a la enfermedad incurable de alguien que queremos mucho, o tal vez de nosotros mismos  y la medicina nos dice que nada puede hacer por revertir esa enfermedad, es comprensible recurrir a lo que se nos ofrece. Que sea comprensible no quiere decir que sea buena idea o que se encuentra exenta de riesgos.

En estos casos y de la nada, aparecen miles de opciones. Medicina milenarias que  reúnen la sabiduría de siglos, aunque no nos dicen nada sobre el porcentaje de curaciones, efectos secundarios, etc. Claro, mi cabeza es my occidental y materialista como para comprender tanto saber. Por supuesto es que todo eso sale dinero.

A veces es más a veces es menos, pero siempre hay sumas de por medio. El problema no es solo que a una familia que esta desesperada y enfrentando un problema tremendo tiene que cuidar sus recursos, el problema peor es ilusionar inútilmente.

En  muchas de esas situaciones se comprende que el impulso sea buscar a alguien en todo el planeta que nos pueda ayudar. Pero eso es caro en todos los sentidos, es desgastante, es emocionalmente muy costosos  y en general, tremendamente inútil.

Eso si, complementra un tratamiento tradicional con otros, no tiene nada de malo, siempre que no interfiera. Sentir que hacemos todo lo posible esta perfecto  y recurrir hasta a la magia es más que humano. El punto es no perder de vista la idea de la realidad.