MamásRelaciones

Los niños sí mienten

Depositphotos_10852734_m

Hay muchas cosas que repetimos y que en realidad no tienen sentido alguno. Que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad, es una. Una persona intoxicada, en este caso con alcohol, dice la verdad o no. Es más, dice cualquier cosa. Y con los niños, parece que eso de la verdad, tampoco corre, al menos no siempre.

Un interesante trabajo hecho por el Instituto de Estudios sobre el Niño de la Universidad de Toronto, publicado en estos días por Europa Press, revela que entre los niños y la verdad, muchas veces hay una gran distancia.

El estudio se hizo con 1200 niños entre 2 y 17 años. Una de las pruebas, a la que llamaron de Honestidad, reveló como la propensión a la mentira aumenta en la medida que el niño crece.

Se colocó un juguete detrás del niño y se le pidió que no mire. Se lo dejó solo, mientras se filmaba que hacia. Uno de cada 5 niños de 2 años miraba pero luego mentía. A los cuatro año, 9 de cada 10.

Diversas pruebas mostraron que a los 12 años el número de mentiras es máximo en relación a otras edades, pero es considerado normal hacerlo.