Salud

Los implantes mamarios dificultan la detección del cáncer de mama

Female controlling breast for cancer

Rinoplastias, liposucciones, malarplastias, otoplastias… Las operaciones de cirugía estética cada vez son más diversas y variadas, aunque si hay una que destaca por encima de todas esa es la consistente en introducir implantes mamarios en los senos de la mujer para aumentar el tamaño del busto, una técnica que invita a multitud de féminas a pasar por el quirófano.

Pero, ¿por qué nos obsesionan los senos? Aunque esta pregunta puede tener múltiples respuestas, las más comunes son que a ellos les encantan las mujeres con pechos generosos, mientras que ellas se ven más guapas cuando lucen un escote bajo el cual puede apreciarse un busto exuberante y sexy, algo que, para muchas, es sinónimo de belleza y alta autoestima.

Es por ello que cada vez son más las chicas de todas las edades que deciden ponerse en manos de un experto que aumente el tamaño de sus pechos a través de los implantes mamarios, una técnica que cada vez resulta más natural y menos dolorosa.

Sin embargo, no todo son ventajas, ya que, además de que los implantes mamarios suelen tener precios muy elevados, parece ser que esta operación estética también dificulta la detección del cáncer de mama.

Y es que, según ha quedado de manifiesto en un estudio llevado a cabo por científicos canadienses, las mujeres con implantes mamarios tienen un 26 por ciento más de riesgo de ser diagnosticadas en una etapa más tardía al padecer cáncer de mama que las que poseen un pecho natural.

¿El motivo? Que los implantes mamarios provocan que se vean sombras en las mamografías, las cuales pueden dificultar la detección del cáncer de mama.

Como ves, disfrutar de un pecho abundante y generoso tras pasar por el quirófano puede tener muchos beneficios para la mujer, pero también importantes riesgos en lo que respecta a la salud.