Sex and Life

Los hombres y la pornografía

Los mejores juegos eróticos para gozar del sexo

Usar el ordenador personal de tu pareja es una aventura que no siempre conviene emprender, no solo si hablamos de su privacidad respecto del intercambio de mensajes o su uso de las redes sociales, que ya de por sí este es todo un tema. Más allá del derecho a la privacidad que tiene cada persona y que no debería este violarse jamás, las dudas o los celos suelen llevarnos a cometer este tipo de errores que en el 90% de los casos solo confirman nuestras sospechas y apresuran una ruptura que ya se avecinaba.

Ahora bien, y dejando de lado ese tema, ¿qué opinarías si al mirar el ordenador de tu pareja descubres que este consume muchísimo material pornográfico? La mayoría de las mujeres nos enfrentamos a nuestras propias inseguridades y amor propio ante una situación semejante. Lo primero que solemos pensar es qué necesidad tiene de ver todo eso cuando nos tienen a nosotras junto a ellos y dispuestas a satisfacer todas sus necesidades sexuales. Y yendo un poco más lejos llegamos a sentir que nos está siendo infiel con todas esas mujeres que observa con tanto interés.

Los especialistas en el tema aseguran que esta afición por las fotos y vídeos sexuales es algo que prácticamente todos los hombres tienen, lo que no implica que se convierta en un problema cuando estos hombres están en pareja; ya que inevitablemente esta afición se convertirá en un motivo de discusiones.

De todas formas debemos decir que no somos nosotras solamente las que sufrimos, está demostrado que un alto porcentaje de hombres que consumen pornografía sienten un tremendo sentimiento de culpa por sus novias o esposas; algunos incluso se sienten avergonzados por hacerlo. Y también está demostrado que muchos hombres recurren a la pornografía porque en la vida real no se atreven a expresar sus fantasías y concretarlas con sus parejas.