Sex and Life

Los hombres no las prefieren rubias

Los hombres no las prefieren rubias

Aunque las mujeres rubias de ojos azules han sido, durante muchos años, el ideal de belleza para millones de hombres, parece ser que las cosas han cambiado radicalmente y que, en la actualidad, los varones ya no las prefieres rubias.

Y es que, aunque si nos preguntamos cuál es la mujer más sexy de todos los tiempos Jennifer Aniston y Marilyn Monroe encabezarán los primeros puestos de muchas listas, un estudio realizado por el portal de contactos eDarling acaba de dejar de manifiesto que las morenas se han convertido en las mujeres perfectas para los varones.

Para llevar a cabo este estudio, se le pidió a un grupo de hombres que relacionaran características tales como la inteligencia, la fidelidad, el atractivo físico, la diversión o la iniciativa sexual con el color de pelo, lo que dio como resultado que las morenas son, a día de hoy, las mujeres más deseadas por los miembros del sexo opuesto.

Además, este análisis también ha permitido llegar a otras conclusiones de lo más interesantes, las cuales afirman que las chicas rubias, que también son consideradas como mujeres de gran sensualidad, no son tan divertidas como las morenas ni inspiran la misma confianza entre los varones. Curioso, ¿verdad?

¿Y las castañas y pelirrojas?

El estudio llevado a cabo por eDarling sobre la percepción que los ellos tienen de ellas en base a su color de pelo no solo se ha centrado en las rubias y morenas, sino también en aquellas féminas con cabellos pelirrojos y castaños.

Así, se desmiente ese mito que aseguraba que las mujeres con el pelo caoba son de lo más fogosas en el ámbito sexual, ya que, en la actualidad, los chicos perciben a las pelirrojas como mujeres con una apetencia bastante equilibrada y normal de sexo.

Con respecto a las castañas, estas son consideradas, según los hombres encuestados, mujeres de una gran inteligencia.

Unas percepciones de lo más sorprendentes basadas, única y exclusivamente, en el color de nuestro cabello. Lo que está claro es que los caballeros ya no las prefieren rubias.