Relaciones

Los divorcios y la crisis

Man and child

Si bien un simple razonamiento y una observación de la realidad nos llevan a sospechar que la crisis económica también se refleja en las parejas, las cifras dicen lo contrario. O no tanto, veamos un poco de que se tratan las cifras reveladas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Durante 2011 se han producido menos divorcios que el año anterior, marcando una clara tendencia decreciente que nos lleva a las cifras de hace 10 años.

Los gastos del divorcio

Seguramente el punto no es que  la crisis une las parejas, sino más bien que la crisis no deja que se separen. Un matrimonio o pareja que ya no puede con la convivencia, en caso de decidir la separación tiene que saber que los gastos se duplican. Con iguales ingresos se debe afrontar dos alquileres, dos gastos de electricidad, etc. No se trata que uno pague los dos, se trata que objetivamente hay que poder afrontar dos casa separadas. Si cada uno contribuía con la mitad, en el mejor de los casos, tiene que poder con un alquiler el o ella solos  y todos los demás gastos.

También hay que tener en cuenta que en el caso de divorcio, existen los gastos judiciales que no son pocos. Un divorcio es algo que sale bastante caro y no es el momento.

El punto no es que la gente no se divorcia porque no quiere, no se divorcia porque no puede. Es más, el estrés de la situación económica complicada hace que las relaciones de pareja se afecten mucho más de lo habitual.