BellezaSalud

Los daños del cigarrillo a la piel

Depositphotos_4012842_m

No es ningún secreto que el cigarrillo produce efectos negativos en nuestro aspecto, comenzando por volver los dientes más amarillentos hasta manchar las uñas.

Sin embargo, no todas las consumidoras de nicotina parecen estar al tanto de cuantos daños puede generar el fumar a la piel. El consumir los alquitranes del cigarrillo produce la liberación de radicales libres, los cuales provocan el envejecimiento prematuro de la piel.

El contacto del cutis con el humo del cigarrillo hace que la piel sufra asfixia celular y por ende sufra un cutis grisáceo. El depósito de residuos de humo en los poros provoca dilatación de los mismos y aparición de puntos negros.

El cigarrillo también produce otro efecto negativo en la dermis que es la deshidratación de la misma y la ruptura de las fibras elásticas. Esta falta de hidratación genera la aparición de nuevas arrugas y un aspecto envejecido del rostro en general.