Relaciones

Los celos: su origen y consecuencias

eres-celosa

El sentimiento de los celos es uno de los peores que pueden surgir en una pareja ya que generan una inquietud dolorosa y un temor desmedido a la infidelidad.

De pronto nos encontramos con una mezcla de enojo y miedo difícil de controlar, pero, ¿sabemos qué se esconde detrás de este sentimiento?

El origen de los celos, según Freud, está en la infancia; ya que desde ese momento todos, sin excepción, deseamos ser queridos incondicionalmente. Esos celos infantiles que experimentamos con la llegada de un hermano se repiten  en la adultez y vuelven a resurgir con igual intensidad con nuestras parejas.

Si bien se trata de un sentimiento que todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas, y en cierta medida son considerados normales, hay situaciones en las que se nos escapan de control y comienzan a revelar una falta de confianza en nosotros mismos y un deseo desmedido de posesión que está muy lejos de parecerse al amor.

Antes bien revelan todas nuestras inseguridades, dejándonos al desnudo frente a complejos de tipo físico o desconfiando absolutamente de nuestra capacidad de seducción. Frente a esto nos invade la sensación de que cualquiera puede conquistar lo que nosotras somos incapaces de retener y podemos caer en profundos pozos depresivos o comenzar a tener conductas dañinas hacia nosotras mismas, como hacia el otro.

Sin embargo hay algunas cosas que podemos hacer ante esto, lo principal es advertir lo que nos está pasando y actuar a tiempo. En nuestro próximo artículo compartiremos una serie de consejos para combatir estos celos.