Sex and Life

Los 10 puntos más calientes del cuerpo de tu chico

Chico desnudo

Los genitales de tu chico pueden ser un gran punto erógeno que le provoca mucho placer cuando le tocas. Pero no es el único punto erógeno que tienen los chicos. Descubre los 10 puntos más calientes del cuerpo de tu chico, y averigua dónde tienes que tocarle para hacer disfrutar del máximo placer en la cama (o en cualquier lugar).

Según un estudio realizado entre cientos de estudiantes de varias universidades de Reino Unido, los genitales masculinos son uno de los puntos erógenos de los chicos que les producen más placer cuando son tocados. Sin embargo, no es el único punto del cuerpo que les vuelve locos a todos.

Cada chico es un mundo, y a no todos les produce el mismo placer la estimulación de un punto del cuerpo en concreto. Tienes 10 puntos entres los que elegir, calificados por los propios chicos como sus preferidos; así que si a tu chico no le provoca el placer máximo tocarle en uno de ellos, pasa al siguiente, y averigua cuál es el suyo:

Labios. Es uno de los sitios favoritos de los chicos para ser tocados, besados, o estimulados de cualquier forma. A nadie le amarga un dulce, y no hay nada más dulce y excitante que un buen beso en los labios.

Cuello. Hay a quién le encanta que le acaricien en el cuello. Es un excelente sitio dónde empezar a calentar a cualquier chico, para continuar subiendo la temperatura tocando en otros lugares de su cuerpo.

Pezones. A nosotras nos parece muy excitante que nos estimulen esta zona del pecho, pero puede que para los chicos sea más molesto. Prueba con tu chico, si le gusta que le acaricien los pezones, le volverás loco jugando con ellos.

Nuca. Pasa del cuello a la nuca, y vuelve a empezar. Caldea el ambiente poco a poco, y consigue poner a tu chico como una moto con unas leves caricias que irán aumentando de intensidad.

Orejas. Palabras de amor o las más sucias guarradas; a los chicos les encantan que les susurren al oído, y al mismo tiempo mosdiquees el lóbulo de su oreja.

Pubis. Antes de ir al punto clave, no te olvides de las zonas de alrededor. Toca y acaricia la zona del púbis de tu chico, no te olvides de ella. Es una de las favoritas de la mayoría.

Pene. La joya de la corona de las zonas erógenas de los chicos, sin duda. Pero recuerda, no es la única.

Perineo. Tampoco te olvides de esta zona escondida, porque si sabes cómo tocarla, conseguirás que tu chico se vuelva completamente loco.

Interior de los muslos. A nosotras nos encanta, ¡y a ellos también!

Escroto. Otra de las zonas favoritas de algunos chicos, aunque no a todos les gusta que les toquen aquí. Tantea el terreno, y si a tu chico no les gusta que le acaricies en el escroto, tienes muchas más zonas dónde recrearte.

¿Cuál es tu favorita? ¿Y la de tu chico?